Desde 1958

Nuestra empresa nace por el año 1958 cuando sus fundadores, Don Francisco Chila y Doña Carolina Dumbark de Chila comienzan un pequeño negocio de reparaciones de bicicletas, incorporando luego venta de repuestos para bicicletas y motos.

Eran épocas de grandes sueños, largas jornadas de trabajo y pocas horas de descanso, pero fue así como siguieron adelante con esfuerzo y dedicación.

En el año 1959 reciben la visita de un comercial de Pirelli quien le ofrece trabajar sus productos. No pasó mucho tiempo hasta que Don Francisco comenzara a vender por mayor extendiéndose por la zona de Cuyo. Así nos transformamos en “Distribuidores oficiales Pirelli”.

El tiempo pasaba y la empresa crecía, ampliando su estructura, llegando a contar con un plantel de 10 empleados.

En el año 1992 se incorpora a la empresa Rubén Chila, hijo de Don Francisco y Doña Carolina. Juntos transitan nuevos desafíos, fortaleciendo el rubro motos, pasión que lo inspira y entusiasma.

Por estas épocas Pirelli, división “Motovelo”, se iba del país, instalándose en Brasil. Esta situación nos obliga a transformarnos en importadores. Cambian las condiciones, los plazos de entrega se extienden y las formas de pago se acotan.

A partir de este nuevo escenario debimos readaptarnos . Transitamos épocas de crisis, donde muchas empresas caían, frente a un panorama difícil, logramos seguir en pie.

En abril de 2001 sufrimos la dolorosa pérdida de Doña Carolina de Chila. Luego de este hecho Don Francisco decide jubilarse, quedando al frente de la empresa su hijo Rubén con la colaboración de su esposa Lisa Aruffi, quien está actualmente a cargo de la gerencia general.

En el año 2008 nuestra empresa recibe un reconocimiento de parte de Pirelli por nuestros “50 años de trayectoria juntos”.

Esto nos enorgullece como empresa familiar y nos compromete a seguir adelante, renovándonos y poniendo lo mejor de nosotros para brindar a nuestros clientes.